No es la primera vez. Botella a la mar (I)

Estoy en una isla.

Rodeado del mismo mar que me trajo aquí, si bien me ha traído bien me podría llevar a otro sitio, el mar no es un horizonte o una barrera, sino un camino.

En esta playa sólo llegan botellas de plástico. Las uso para escribir textos que lanzo para poder leer cuando regresen porque siempre vuelven.

He pensado en construirme un bote con los restos del naufragio, no me parece original y tampoco sabría como. Si me animo usare los árboles que crecen fuerte en la isla, cuando haya terminado de escribir todo lo que quiero escribir, me volveré a arrojar al mar, no antes. Ya he naufragado antes.

No es que me asuste fallar. Temo que sea la última vez, por eso intento aprender de todos mis errores, planificar mejor y apuntar a la victoria. No es la primera vez que naufrago pero espero que no sea la última, así como espero que sea la última.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *